Más horas sentado

Menos años de vida

Estar sentado durante periodos prolongados incrementa los riesgos de enfermar, aquellas personas con un trabajo sedentario tienen el doble de riesgo de contraer un tipo específico de cáncer de colon.

 

Las mujeres que permanecen sentadas durante más de seis horas diarias tienen 40% más probabilidades de morir que quienes pasan sentadas menos de tres horas al día. Los hombres con esos mismos hábitos tienen una probabilidad 20% mayor.

Para cuidar la salud debe incrementarse el nivel de actividad, lo recomendable es “Actividad física aeróbica moderada por lo menos durante 30 minutos al día por cinco días a la semana o actividad aeróbica intensa durante al menos 20 minutos al día por tres días a la semana” (American College of Sports Medicine), además, intercalar las tareas para levantarse de la silla, tener más movimientos y utilizar músculos diferentes. 

En distintos países del mundo cada vez más personas están adaptando los lugares de trabajo para satisfacer mejor las necesidades físicas, instalando mesas de pie y escritorios ajustables que permiten cambiar entre estar sentado y de pie, así como treadmill desks, escritorios con una caminadora integrada, que operan con velocidades lentas de marcha. 

De acuerdo con el doctor James Levine, endocrinólogo de la Mayo Clinic, estar sentado es una función enraizada en la necesidad evolutiva. Es casi tan eficiente en el consumo de energía como estar acostado, pero mientras estás sentado puedes estar vigilante de tu alrededor. “Estar sentado no es malo con moderación, pero en exceso es adictivo y perjudicial, es preocupante que para la mayoría de la gente, estar sentado es la norma”.

Fuente: www.safetywork.com